Añadir esta página a mis favoritos

Si usted cree en Dios debe...

Si usted cree en Dios debe de investigar si lo que le han enseñado es la Verdad. Hoy nosotros debemos de ser como los Bereanos que investigaron las Sagradas Escrituras para ver si lo que Pablo les enseñaba era la verdad y lograron comprobar que asi era y entonces creyeron. Hechos 17:10-12. Recordemos el mandato de Cristo en Juan 5:39. Cuando investigamos la verdad siempre sale a relucir y la verdad NUNCA teme a la investigación, pero, el error si, por que no quiere ser descubierto ni expuesto.

28.6.08

Un ejercito decidido a todo



Cada día me sorprendo de lo que sucede con el blog. Nos escribe gente de todas partes del mundo diciendo que usan cosas del mismo en sus Iglesias, reuniones o blogs personales. Nos cuentan testimonios o nos invitan a sus paginas web para que veamos como han copiado literalmente cada palabra que hemos escrito.

Al ver este tipo de cosas agradezco el haber dejado de dormir todas esas horas que empleamos en hacer los videos, escribir e investigar. El no detenernos cuando todo parecía tan oscuro que parecía imposible seguir. El no creerle al diablo cuando nos sentíamos más solos que Hitler en el día del amigo, je...
Algunos nos escriben diciendo: "que bueno que tienen el tiempo para hacer estas cosas". Jaja. Bueno, es cuestión de acostumbrarse a dormir con la cabeza en el teclado de la computadora, jaja...

La mula de Balaam

¿Por qué les cuento esto?. No porque me sienta realizado. No estoy precisamente contando un testimonio de nada. No me interesa por mi mismo que el blog lo visite gente o lo deje de visitar. No me siento más amado, importante, aceptado o que me aplauden en el Cielo cuando el Señor me usa en algo. Por mi mismo me da lo mismo. De hecho sé que Dios puede usar piedras, mulas y hasta a mi. Que te use solo significa que muy a pesar de ti EL puede hacer cualquier cosa.

La verdad que tengo una familia que amo con todo mi corazón y un Señor que ha logrado darme la plenitud que nada ni nadie me ha podido dar. Con ellos estoy COMPLETO.

¿A que me refiero?

A lo que me refiero contándoles lo que pasa con el blog, es que creo que Dios está despertando a sus hijos. Hay muchos cristianos en todo el mundo que ya no se conforman con el "ninguna Iglesia es perfecta" o "tú eres un rebelde, todo lo que tienes que hacer es obedecer a tus pastores, hagan lo que hagan y digan lo que digan, ellos son los ungidos de Dios".
Cada día conozco hermanos (pastores, líderes y demás), que se han determinado a salirse de lo que nos han vendido como "lo que Dios está haciendo y hablando hoy".
Ellos han decidido ser sinceros con ellos mismos y con los demás y reconocer que toda la felicidad y plenitud que ofrece el "evangelio moderno y exitista", no cumple ni con un 10% de lo que promete.
Ellos han preferido arriesgarse a ser rechazados por la mayoría que ha preferido caminar sonriente por el camino soleado y espacioso, pero poder cerrar sus ojitos y contemplar al Rey de Reyes sabiendo que él es el Dios de sus vidas. No hablo de mirarlo con orgullo como si hubieramos hecho algo. Sino con la paz de aquel que mira al Señor al final del día y le dice: "Mi Dios, tú sabes que mi única intención con todo esto es serte fiel".

Esteban antes de ser apedreado: "Todas las iglesias tienen errores"

Yo busco cada día formar parte de ese grupo de cristianos. Es mi oración en cada momento. Y busco ser un medio para que día a día ese grupo se acreciente.
Ayer hablé con alguien que se congrega en una Iglesia de la cual él no está en absoluto de acuerdo. Cuando le pregunté porque seguía ahí, me respondió que "todas las iglesias tienen errores".
Intenté explicarle que si todos tenemos ese pensamiento estamos perdidos. Que él estaba allí para cambiar las cosas o que si veía que ya no se podía hacer nada debía tomar una decisión. Pero que esa actitud pasiva era irresponsable, cómoda y desagradable delante de Dios. Pero enseguida me di cuenta que le estaba hablando a los pajaritos que estaban en el árbol de al lado nuestro, ja... El solo estaba esperando que yo terminara de hablar.

¿Cuál es la recompensa?

Por el contrario, los cristianos de los que les estoy hablando, no les basta con calmar sus conciencias con el hecho de congregarse un domingo, tampoco se sientan a esperar que las cosas cambien, ni se la pasan quejándose de todo pero no hacen nada (como muchos otros).
Ellos entregan sus vidas por la predicación del verdadero evangelio. Luchan por un cambio sin importarles el precio.
Criticas, soledad, rechazo, calumnias, o lo que sea, los lastima, pero luego vuelven a levantarse sabiendo que es la consecuencia por transitar este camino angosto y lleno de obstaculos.

Su recompensa es ver el verdadero evangelio corriendo. Saber que otras personas se han vuelto de verdad al Señor, escuchar de una Iglesia donde se vive la verdad, conocer a un pastor que se ha arrepentido de un camino torcido, leer de gente que es libre por la verdad. Ese es su gozo. Esa es su victoria.
Su gran carga porque la iglesia del Señor vuelva a la verdad y al Señor mismo, lo lleva a que cada muestra de cambio es poesía celestial para sus oídos. Frases como "me arrepiento y entrego mi vida por completo para lo que mi Dios quiera" es la música más sublime y gratificante para ellos.

Ataquemos todos


Si cada uno de nosotros no se calla, escribe, predica, aconseja, canta, enseña, o lo que sea que haga cada uno, ¿quien podrá detener a este ejercito decidido a todo?. Influenciemos de todas las maneras que podamos.
Cuando el Señor me abrió los ojos de mi propio error, luego le dije lo mismo que Pablo despues de caer del caballo: "Señor ¿que quieres que yo haga?".
Había usado al Señor como un medio para alcanzar mis propios fines, ahora entendía que EL debía ser el fin mismo y que yo debía responder a lo que EL quería que yo haga.
La respuesta fue sencilla: "Esto que te hablé, diselo a todo el mundo de todas las maneras. Usa todo como un medio para hablar lo mismo que te hablé a ti". Y este blog es uno de esos medios.

Haz todo lo que esté a tu alcance

No quiero nombrar a ninguno porque la lista sería muy larga de personas que he conocido a través de Internet que han decidido formar parte de este ejercito al que me refiero (algunas son Iglesias enteras).
Muchos de ellos no han escrito libros con records de ventas y es muy probable que nunca los escriban (la mayoría que transforma un libro en records de ventas prefiere "Los 7 pasos para ser más prospero que Salomón" o "Como ser más exitoso que Bill Gates en 3 días").

A ellos les animo: trabajen, luchen, inviertan tiempo, duerman menos, hagan sus propios blogs, videos, programas de radio, hablen en sus Iglesias lo que nadie se atreve a decir, no le tengan miedo al rechazo o que los cataloguen como "peligrosos". Solo asegurense de que lo que hablan no es por religiosidad, inmadurez o legalismo. Estudien la Palabra, oren con desesperación para que el Señor les de entendimiento de su perfecta voluntad.
No repitan simplemente lo que otros dicen. Sea yo, el pastor que más les gusta oir o quien sea. Busquen por ustedes mismos. Asegurense que es lo que DIOS dice. Que es lo que para DIOS está bien o está mal.
Y una vez que esten seguros: LUCHEN, NO SE CALLEN, LEVANTENSE, PROVOQUEN EL CAMBIO, DENUNCIEN LAS MENTIRAS DEL DIABLO, DEN SUS VIDAS POR LA VERDAD.

NO NOS CALLAREMOS


Es cierto, no existe la Iglesia perfecta. No la estamos buscando. Pero otra cosa es permanecer callados e indiferentes mientras lobos codiciosos disfrazados de ovejas, ministros de Satanás aparentando ser "ministros de justicia" (2 Corintios 11:14,15), gobiernan las Iglesias, son los predicadores de moda, llenan los eventos y congresos, y nos dicen qué predicar y hacer con nuestras vidas. ANTE ESO NO NOS CALLAREMOS JAMÁS.

No hay comentarios.: